Adrian Bridge tuvo contacto por primera vez con el sector del vino de Oporto en 1982 cuando conoció a Natasha, quien luego se convertiría en su mujer. Sin embargo, solo entraría en el sector del vino de Oporto en 1994. 

En 1983 fue asignado a la primera división de guardias de la Reina de Inglaterra (Queen’s Dragoon Guards) después de haber sido galardonado con la "Espada de Honor” como cadete líder de su año en la Academia Militar de Sandhurst. Después de cinco años de servicio militar, periodo durante el cual pasó un año en el Mantenimiento de la Paz de las Naciones Unidas, dejó la vida militar para trabajar en un banco de inversión. Se sumó así al banco Natwest Investment en Londres, donde llegó a ser director de ventas de acciones americanas. 

En 1994, Adrian y su mujer se instalan en Portugal y Adrian toma el control de las marcas de la empresa – Taylor’s y Fonseca– en los mercados del Reino Unido y de los EE.UU. Adrian acompañó en primera mano los cambios en el mercado del Reino Unido y tuvo mucho que ver en la rápida expansión del mercado estadounidense del vino de Oporto durante la década de 1990.

En el año 2000 Adrian asume oficialmente el cargo de Director General del grupo Taylor Fonseca. Dentro del grupo, desempeño un trabajo decisivo en la compra del patrimonio de la empresa Borges en 1999, ampliando más tarde la empresa al comprar las casas Croft y Delaforce en 2001, que pertenecían a Diageo. La reorganización subsiguiente del grupo, para formar The Fladgate Partnership, y la reconstrucción de estas marcas han ayudado al grupo a convertirse en el proveedor líder de vino de Oporto en los principales mercados del mundo. 

El grupo The Fladgate Partnership ha invertido sustancialmente en viñas y bodegas en los últimos años y ha mantenido un papel pionero en esta área. A diferencia de todas las demás empresas de vino de Oporto, The Fladgate Partnership ha optado por no invertir en un proyecto de vinos de mesa del Douro sino que ha continuado centrándose en la producción de vinos de Oporto de calidad. 

La empresa ha ganado numerosos premios, incluyendo el European Winery del año 2002 otorgado por la Wine Enthusiast, una revista estadounidense de vinos, y ha obtenido más vinos con 100 puntos que cualquier de sus competidores. Los vinos de Oporto vintage de Taylor’s y Fonseca son considerados la referencia de calidad para el sector. 

En 2008 Adrian Bridge creó un nuevo estilo de vino de Oporto – el Croft Pink – el primer vino de Oporto creado por una nueva generación.

En 2010, fue inaugurado The Yeatman Hotel – un hotel vinícola de lujo fruto del trabajo de Adrian a lo largo de más de cinco años y en el cual él estuvo involucrado en cada detalle, desde el diseño, pasando por la marca hasta su lanzamiento. Por todo esto, Adrian Bridge fue galardonado con la "Medalla de Oro” de la ciudad – el más alto galardón civil que un municipio puede otorgar.
Taylor's